FACHADAS FOTOVOLTAICAS

El Ayuntamiento de Barcelona potenciará la energía solar en la ciudad. A lo largo del año se pondrán en marcha dos nuevas fachadas fotovoltaicas en paredes medianeras, con las que el municipio gozará de un total de doce. Las nuevas instalaciones se establecerán en el Pont de Marina y en los J ardins de Josep Goday.

Fachadas Fotovoltaicas

La ubicación es, cuanto menos, novedosa. Huyendo de las típicas placas fotovoltaicas en los tejados, el Ayuntamiento ha decidido construirlas en fachadas o medianeras, es decir, en las paredes laterales exteriores de los edificios.

El proyecto busca la colaboración con empresas privadas

El proyecto, que hasta hace poco solo se centraba en edificios municipales, se está expandiendo para facilitar la colaboración con empresas privadas. El proyecto busca propiedades que sean importantes puntos de obtención de energía solar y ofrece un plan de remodelación teniendo en cuenta el presupuesto municipal.

El concejal de Presidencia, Agua y Energía, Eloi Badia, ha asegurado que quieren “que las placas formen parte del paisaje urbano”, y ha explicado que se está trabajando en la construcción de tres medianeras más. Estudian la instalación de placas fotovoltaicas en los edificios de Betevé, de la Plaza Gaudí, y de la Plaza de les Dones del 36. Se prevé que podrían empezar a funcionar durante el primer semestre de 2019.

La energía generada se destina al alumbrado público o al autoconsumo

Fachadas Fotovoltaicas

La energía generada a través de las fachadas solares se destina al alumbrado público o al autoconsumo en el caso de que tengan un único propietario. Este último recoge, por ejemplo, los equipamientos municipales, ya que en España no está regulado el consumo compartido, por lo que no se pueden beneficiar las comunidades de vecinos.

El concejal ha destacado la gran contribución de las paredes fotovoltaicas al “cambio de cultura”, para pasar del modelo de energías fósiles a renovables gracias a su visibilidad, y ha manifestado su confianza en que pronto “los niños cuando dibujen una casa no pondrán una chimenea sino una placa solar”.

El Ayuntamiento conseguirá incrementar el 30% su generación energética

Fachadas Fotovoltaicas

El coste medio de estos proyectos es de 145.000 euros, asumidos íntegramente por el Ayuntamiento de Barcelona. Con el funcionamiento de la instalación, se prevé su amortización en un periodo de entre 10 y 15 años. Con la puesta en marcha de estas nuevas paredes solares el Ayuntamiento conseguirá incrementar el 30% su generación energética y alcanzar los 136.278, el equivalente al consumo de 60 familias, con una potencia de 151,42 kWp.

Eloi Badia, que se ha mostrado ilusionado con el cambio de Gobierno en España, ha expresado su esperanza en que se consiga que en el Estado haya un marco estable y legal para el autoconsumo compartido de energía. Esto, ha dicho, daría “más juego” a los convenios entre el consistorio y las comunidades de vecinos para instalar medianas fotovoltaicas.

Las primeras placas solares en fachadas que se desarrollaron en Barcelona fueron instaladas en la Biblioteca Francesc Candel, en el Centro Osi-Guardería Sant Medir, en la Fábrica del Sol, en el interior de la manzana Fustes Gilabert, en la ludoteca Olzinelles o en la Biblioteca Can Fabra.

El Ayuntamiento de Barcelona potenciará la energía solar en la ciudad. A lo largo del año se pondrán en marcha dos nuevas fachadas fotovoltaicas en paredes medianeras, con las que el municipio gozará de un total de doce. Las nuevas instalaciones se establecerán en el Pont de Marina y en los J ardins de Josep Goday.

La ubicación es, cuanto menos, novedosa. Huyendo de las típicas placas fotovoltaicas en los tejados, el Ayuntamiento ha decidido construirlas en fachadas o medianeras, es decir, en las paredes laterales exteriores de los edificios.

El proyecto busca la colaboración con empresas privadas

El proyecto, que hasta hace poco solo se centraba en edificios municipales, se está expandiendo para facilitar la colaboración con empresas privadas. El proyecto busca propiedades que sean importantes puntos de obtención de energía solar y ofrece un plan de remodelación teniendo en cuenta el presupuesto municipal.

El concejal de Presidencia, Agua y Energía, Eloi Badia, ha asegurado que quieren “que las placas formen parte del paisaje urbano”, y ha explicado que se está trabajando en la construcción de tres medianeras más. Estudian la instalación de placas fotovoltaicas en los edificios de Betevé, de la Plaza Gaudí, y de la Plaza de les Dones del 36. Se prevé que podrían empezar a funcionar durante el primer semestre de 2019.

La energía generada se destina al alumbrado público o al autoconsumo

La energía generada a través de las fachadas solares se destina al alumbrado público o al autoconsumo en el caso de que tengan un único propietario. Este último recoge, por ejemplo, los equipamientos municipales, ya que en España no está regulado el consumo compartido, por lo que no se pueden beneficiar las comunidades de vecinos.

El concejal ha destacado la gran contribución de las paredes fotovoltaicas al “cambio de cultura”, para pasar del modelo de energías fósiles a renovables gracias a su visibilidad, y ha manifestado su confianza en que pronto “los niños cuando dibujen una casa no pondrán una chimenea sino una placa solar”.

El Ayuntamiento conseguirá incrementar el 30% su generación energética

El coste medio de estos proyectos es de 145.000 euros, asumidos íntegramente por el Ayuntamiento de Barcelona. Con el funcionamiento de la instalación, se prevé su amortización en un periodo de entre 10 y 15 años. Con la puesta en marcha de estas nuevas paredes solares el Ayuntamiento conseguirá incrementar el 30% su generación energética y alcanzar los 136.278, el equivalente al consumo de 60 familias, con una potencia de 151,42 kWp.

Eloi Badia, que se ha mostrado ilusionado con el cambio de Gobierno en España, ha expresado su esperanza en que se consiga que en el Estado haya un marco estable y legal para el autoconsumo compartido de energía. Esto, ha dicho, daría “más juego” a los convenios entre el consistorio y las comunidades de vecinos para instalar medianas fotovoltaicas.

Las primeras placas solares en fachadas que se desarrollaron en Barcelona fueron instaladas en la Biblioteca Francesc Candel, en el Centro Osi-Guardería Sant Medir, en la Fábrica del Sol, en el interior de la manzana Fustes Gilabert, en la ludoteca Olzinelles o en la Biblioteca Can Fabra.

Biblioteca Francesc Candel y Centro Osi-Guardería Sant Medir, entre las primeras placas solares en fachadas

ARTICULOS RECIENTES: