Todo lo que debes saber sobre las estufas de pellets

Todo lo que debes saber sobre las estufas de pellets

Las estufas de pellets se han vuelto muy utilizadas y famosas desde hace relativamente poco tiempo. Sus características y economía las hacen que sea muy fácil de utilizar y tengan un buen rendimiento. La economía de su combustible también ayuda a que se extiendan en los mercados y favorezcan la imagen que dan.

Si quieres conocer todas las claves necesarias para conocer el funcionamiento de las estufas de pellets y si son buena solución para la calefacción de tu vivienda o local, este es tu post 🙂

¿Cómo funcionan las estufas de pellets?

Su funcionamiento es relativamente sencillo y económico. La estufa dispone de un depósito para almacenar el combustible, en este caso, el pellet. Cuando ponemos en funcionamiento el aparato, un tornillo va trasladando a la cámara de combustión el pellet para alimentar el fuego al ritmo en el que el sistema de control electrónico le va indicando. Los pellets se van quemando emitiendo calor y humos que se van canalizando a través de una salida trasera donde se conecta la chimenea exterior.

Esto se coloca de tal forma que el humo sale al exterior del local o vivienda donde tenemos colocada la estufa y el calor se redirige al interior ayudando a aumentar la temperatura del hogar.

Cuando se habla de estufas de pellets, es común ver a personas que las confunden con las estufas tradicionales de leña. Sin embargo, la diferencia es muy importante, ya que las estufas de pellets son ventiladas. Esto es, que disponen de un ventilador interno que toma el aire del local, lo calientan y devuelven de nuevo a mayor temperatura.

En el funcionamiento de la estufa podemos diferencia dos fenómenos de transferencia de calor en una misma unidad: primero, tenemos la convección originada por el ventilador que impulsa el aire caliente y, segundo, la radiación debida a la propia llama que se produce. Estos dos fenómenos pueden ser una ventaja con respecto a las estufas de leña tradicional, puesto que la transferencia de energía por convección hace que se caliente más rápidamente el ambiente.

Inconveniente de las estufas de pellets

No todo en este tipo de estufas es positivo. Como siempre, todo tiene sus pros y sus contras. En este caso, la combustión de las estufas de pellets obtiene el aire necesario del ambiente que le rodea. Cuando la combustión termina, ese aire lo expulsa convertido en humo por la chimenea. Hasta ahí bien. De esta forma, el funcionamiento hace que se arrastre aire desde el local hacia el exterior, por lo que perdemos una pequeña cifra de aire caliente, que tendrá que ser compensado por una pequeña entrada de aire de la calle que estará frío.

El gradiente del aire circula desde donde hay más cantidad de aire hacia donde hay menos. Por ello, si la estufa extrae aire del local, habrá menos cantidad de aire en el interior y el aire de fuera pasará a entrar por donde pueda, ya sea por las rendijas, huecos de las ventanas, bajo la puerta, etc. Todo este aire que entra de la calle estará a una temperatura más baja.

Sin embargo, para paliar este problema, existen otras estufas de pellets que permiten que el aire necesario para la combustión se extraiga del exterior. De esta forma, el rendimiento de la estufa mejora en general. El inconveniente de este tipo de estufas es que requiere agujerear la fachada dos veces, una para la chimenea y otra para la toma de aire.

Componentes

Chimenea

La chimenea es uno de los puntos menos atractivos de la estufa. Sin embargo, es necesaria para evacuar todos los humos producidos durante la combustión. Es importante que la chimenea funcione correctamente en todo momento para evitar problemas de seguridad y posibles ahogos por falta de oxígeno y exceso de CO2.

La reglamentación obliga a que los humos de las estufas salgan por encima de la cubierta de los edificios y casas. Si vives en una comunidad, es más complicado tener que pedir permiso a los vecinos para colocar la chimenea.

Preferiblemente es mejor que el material del que esté construido la chimenea sea de acero INOX y aislada con doble pared. Esto hace evitar condensaciones del humo por un contacto con el aire húmedo y frío. En la parte baja de la chimenea es necesario instalar una T con tapón para la salida de las condensaciones.

El máximo número de curvas que puede tener el conductor de la chimenea es de tres a 90 grados como máximo. Es altamente recomendable instalar la toma de aire para mejorar el rendimiento.

Alimentación eléctrica

Para elegir el lugar de la casa donde vamos a instalar la estufa tenemos que saber que necesitaremos un punto de alimentación eléctrica. Las estufas requiere de electricidad para mover los ventiladores, el tornillo de alimentación y el encendido inicial.

El consumo eléctrico suele ser de 100-150W, llegando a alcanzar los 400W en el momento en el que se enciende el aparato.

Pellets

Este es el combustible que alimentará la estufa y que nos proporcionará calor. El combustible de pellets nos sale más o menos a 0,05€ por cada kWh que consumimos. Los sacos de 15 kg de pellets salen a unos 3,70 euros.

Hay distintas variedades de calidades de pellets y cada una se ajusta a la capacidad para producir calor. Elige la que más te convenga en función de tu presupuesto.

Lo normal es querer saber cuántos pellets consume una estufa. Sin embargo, esto es difícil de calcular, ya que depende de muchos factores como la potencia de la estufa, el tipo de pellet utilizado, la regulación que tenga en ese momento, etc.

Un dato orientativo es que una estufa de 9,5kW consume entre 800gr y 2,1 kg de pellet por hora, dependiendo de cómo esté regulada. Por lo tanto, un saco de 15kg mencionado anteriormente, nos podrá durar unas siete horas teniendo la estufa al máximo. La tarifa de la estufa sería entre 20 céntimos y 52 la hora.

Esto nos hace ver que con un saco de pellets no es suficiente. Si no queremos estar cada dos por tres yendo a comprar o que no nos deje tirados, es importante hacerse con una buena cantidad de pellets.

Tipos de estufas

Estufas de pellets canalizables

Estos son unos modelos que permiten conducir el aire por una segunda e incluso una tercera salida a las habitaciones cercanas usando conductos de canalización del aire. De esta forma podremos tener calentitas más habitaciones.

Hay que tener en cuenta que esta recirculación de aire no será tan eficiente, puesto que la fuente principal de energía sigue siendo la radiación más convección en la habitación principal.

Hidroestufas

Este tipo de estufas es considerado un punto intermedio entre caldera y estufa. Funciona como una estufa de pellets común, pero en su interior tiene un intercambiador que le permite calentar agua y poder distribuirla a radiadores u otros elementos de la casa.

Con esta información podréis conocer mejor el funcionamiento de este tipo de estufas para elegir la que mejor os convenga.

ARTICULOS RECIENTES:

© 2018 - INOVE ECOENERGIA | Installation company solar panels Málaga - Paneles Solares